Nadal y el cuarto escenario

Nadal y el cuarto escenario

Cuando tu estrategia ganadora deja de darte victorías, es hora de plantearse el cambio... y hacerlo.

           

Sí, vamos a escribir acerca de Rafa Nadal. En estos días en los que todos los medios hablan y glosan la gesta del balear desde todos los puntos de vista, no aprovecharemos para disertar acerca de los valores que personaliza, de su capacidad de sacrificio, de su capacidad de motivación… No, tranquilos. De eso ya se han encargado plumas mucho más afiladas. Pero sí tomaremos su décimo triunfo en Roland Garros para analizar su adaptación a las nuevas circunstancias por las que se enfila su carrera.

Nadal siempre se ha caracterizado por su físico, por su fortaleza, por su enorme resistencia y por sus triunfos en partidos interminables, en épicas batallas a cinco sets contra Federer, Djokovic y otros duelos que ya han pasado a la historia del tenis. Eso era asumible en plena juventud, cuando apareció en el circuito con apenas 18 años para marcar una era y alcanzar el número uno del mundo en 2008 con apenas 22 años. Pero ahora las cosas han cambiado.

Sus problemas de rodilla en 2012 y diversas dolencias en las muñecas en 2016 le hicieron perderse muchos meses de competición, salir de los primeros puestos del ranking e incluso poner en duda su continuidad entre los mejores, hasta llegar a vislumbrar una posible retirada. El caso es que con 31 años recién cumplidos y con un físico que empieza a reflejar las heridas de una dura carrera, el manacorí ya no tiene las mismas armas que en sus inicios, pero el objetivo sigue siendo el mismo: seguir ganando. Incluso ahora se ha marcado otro: recuperar el número uno. La pregunta surge por sí misma: ¿Cómo?

Rafa Nadal

En Diamond Building afrontamos los bloqueos de nuestros clientes desde cuatro posibles escenarios. El cuarto de ellos, quizás el más complejo, es el que sitúa a la persona u organización en una situación en la que sabe lo que quiere, sabe cómo hacerlo, lo hace, y sin embargo no logra sus resultados. Se trata de un escenario muy habitual en el que nos enamoramos de nuestra forma de hacer las cosas por encima del resultado que queremos conseguir. Puede incluso que tengamos una estrategia de éxito, algo que siempre nos ha funcionado y que nos sale muy bien, con unos resultados contrastados porque en el pasado nos sirvió para conseguir lo que queríamos… ¿pero qué pasa si de repente no nos sirve? No quiere decir que lo estemos haciendo mal, simplemente es una estrategia que ha dejado de ser efectiva. Entonces, ¿con qué nos comprometemos, con defender nuestra manera de hacer y tener la razón o con los resultados que deseamos? Quizás Nadal ha pasado por este escenario, y su elección ha sido clara: resultados.

Mucho ha tenido que ver Carlos Moya. El ex número uno del mundo se sumó hace unos meses al equipo de trabajo del manacorí y entre sus planes estuvo cambiar la manera de jugar de Rafa. Con un físico más cascado, su tenis tenía que ser más agresivo, apostando por mejorar el saque y las subidas a la red con el objetivo de no eternizar los puntos y acortar los partidos, porque el cuerpo no iba a aguantar el ritmo de la vieja estrategia. ¿Cambiar a los 30 años? ¡Sí, claro! Con el objetivo claro en la mente, Nadal ha cambiado su juego, abandonando una estrategia que le sirvió durante una década maravillosa, pero que ahora amenazaba con terminar su carrera. La paliza ante Wawrinka en la final del domingo cerró el Roland Garros más corto para el balear, pero con un final que ya es tradición: el mordisco a la copa de los mosqueteros sobre la arcilla de París. Porque si la estrategia, por buena que sea, deja de servir, sólo queda un camino: ser humilde, volver a convertirse en aprendiz y desarrollar otra nueva, distinta… y mejor.

eBook Coaching Pepe Cabello

¿Quieres aprender coaching?

Aprende con nuestros eBooks y recursos para que nunca dejes de crecer.

Encuentra las mejores reflexiones de nuestro coach Pepe Cabello, escritas durante más de 10 años, recogidas en un ebook gratuito

¡Lo quiero!



Déjanos un comentario

Nadal y el cuarto escenario

Nadal y el cuarto escenario


Cuando tu estrategia ganadora deja de darte victorías, es hora de plantearse el cambio... y hacerlo.

Gala Fin de Año en Diamond Building

Gala Fin de Año en Diamond Building


Os contamos la Gala Diamond que celebramos con nuestros amigos y clientes

La autodisciplina

La autodisciplina


“Si a una persona hay que decirle mas de dos veces lo mismo, es que es tonto”

foto-autor

José Carlos León

Filólogo, coach y apasionado de la Inteligencia Emocional. Tutor del Master de Coaching CEU-Diamond Building y abierto permanentemente al conocimiento.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Nosotros tambien odiamos el spam, así que no te preocupes



Debes aceptar la Política de privacidad de Diamond Building.